Home Page
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

5 Errores muy comunes en maquillaje

¿Qué haces mal cuando te maquillas?


La inmensa mayoría de las mujeres nos maquillamos en algún momento de nuestra vida. Incluso si no te gusta usar maquillaje a diario, es muy común maquillarse para una ocasión especial. También algunos hombres empiezan a apreciar los beneficios de un maquillaje sutil para tener un aspecto saludable.

Sin embargo, la falta de formación en maquillaje nos lleva a cometer numerosos errores que se notan más de lo que pensamos y que pueden sumar años a nuestro rostro o dar un aspecto muy descuidado. Estos errores son comunes entre la gente joven, pero también mujeres que llevan muchos años maquillándose pueden tenerlos sin darse cuenta.

Te señalamos los cinco errores más comunes en maquillaje para que puedas evitarlos y sacar siempre tu mejor versión.

Error #1. Elegir una base más oscura que tu tono de piel. Muchas personas optan por conseguir un bronceado exprés gracias a la base de maquillaje, y esto es un grave error. No tienen en cuenta que una base no es más que eso: una base. Nuestro maquillaje empieza con ella (siempre con la ayuda de nuestra crema hidratante) y su efecto debe perfeccionar nuestro tono natural, pero no cambiarlo. Dependiendo de la cobertura o de las capas, si es que es una base que permite poner varias, taparemos más o menos imperfecciones, mitigaremos la apertura de los poros, suavizaremos líneas de expresión… Pero nunca cambiaremos nuestro color de piel. Es un error de maquillaje que, además, es muy antiestético: por más que extendamos la base por el cuello, el corte será notable, y la diferencia con la piel del resto del cuerpo será visible. Con total seguridad, nos hará parecer más mayores y nos apagará el rostro.

Error #2. Usar demasiado maquillaje. Este error puede darse tanto con la base de maquillaje como con otros productos. En el caso de añadir demasiadas capas de maquillaje, y aunque la base sea de alta calidad, será difícil que el producto se extienda bien y no quede acartonado. Con el paso de las horas es muy probable que transfiramos maquillaje, lo manchemos todo y sintamos la piel pesada. Tendrá una apariencia recargada y, una vez más, nos echará años. Algo similar ocurre por ejemplo con la máscara de pestañas: a partir de dos o tres capas, según la marca y el producto, las pestañas empezarán a pegarse y producir grumos. Si queremos añadir volumen lo mejor es utilizar una máscara con un gupillón especial para ello, y no cometer el error de añadir más capas.

Error #3. Olvidarse de contornear el rostro. Aunque un efecto contouring total no es necesario en el día a día, no podemos aplicar una base de maquillaje de cobertura media o alta y borrar, en cierto modo, nuestras facciones, dejando la cara plana y apagada. Potenciar nuestros pómulos puede ser tan simple como aplicar un poco de colorete en las mejillas, iluminador en la parte alta… También podemos aplicar un bronceador en polvo para contornear el rostro y parecer más morenas, pero siempre de forma sutil. Demasiado rubor nos hará parecer infantiles y si nos pasamos con el bronceador tendremos el mismo problema que con una base demasiado oscura, por lo que es un error de maquillaje recurrente.

Error #4. Pasarse con los polvos matificantes. Quienes tienen la piel mixta o grasa tienden a utilizar polvos sueltos o compactos encima del maquillaje para sellar y matificar. Lo cierto es que el corrector, por su composición y efecto, siempre debe sellarse, pero añadir polvos por todo el rostro es un grave error. Una vez más, haremos que nuestra cara se vea plana, apagada y sin puntos de luz. Incluso en pieles grasas, lo recomendable es sellar la zona central del rostro (la zona T: frente, nariz y barbilla) y dejar que nuestros pómulos se luzcan con algo de color y jugosidad.

Error #5. Por último, os recomendamos no cometer el error de utilizar un perfilador de un color distinto o más oscuro que el labial. Es una tendencia que hoy en día está desfasada y que aporta muchos años al look de maquillaje. Podemos dar más volumen a los labios con un gradiente de color o un perfilador del mismo color que el pintalabios, pero utilizar un tono distinto es un error porque empequeñece la boca y le resta protagonismo.




Contacta con Carmen Moreno, maquilladora profesional

Llama ahora y solicita más información sobre todos los servicios de maquillaje


654 791 487

Quiero recibir MÁS INFORMACIÓN
Make Up Forever Germaine de Capuccini Swarovski Shiseido Clinique Chanel Dior